Archivos Mensuales: enero 2012

“Me siento identificada con el POUM”

SUPLEMENTO LITERARIO

La Capitana, de Elsa Osorio (Ed. Siruela, 2012)

Elsa Osorio en el Instituto Cervantes de Berlín

El martes después del trabajo, con unos dolores horrorosos en las manos, que además se me han agrietado y me escuecen, así como en la espalda, decidí hacer algo cultural, para no acabar de embrutecerme. La argentina Elsa Osorio estaba por Berlín, presentando su libro “La capitana” en el Instituto Cervantes. Allá que me fui.

El libro cuenta la historia de la anarquista argentina Mika Feldman de Etchebéhère (1902-1992)  judía de origen ruso-argentino, que luchó en la guerra civil española al frente de una columna del POUM, sí, como capitana de la misma. Elsa Osorio comentó que la biografía de esta mujer ha caído en el olvido porque no perteneció a ninguna organización concreta, sino que pasó por varias, y de ese modo, ninguno de los partidos o sindicatos ha tenido un interés especial en rescatarla como una figura histórica.

Una historia que quita la respiración. Mientras oía a la autora leer el primer capítulo del libro, que por cierto se puede leer  íntegro online  aquí, me fijé en el pijerío que había ido a oír la lectura. Desde que soy limpiadora odio a los intelectuales. Estudiantes, literatos, profesores… vividores. Aunque claro, mi parte de intelectual y periodista hace que la sensación se convierta en algo esquizofrénico. Los veo tan sanos y descansados, mientras mis manos se llenan de callos, mientras la espalda me duele. Esta división del trabajo es injusta. Una de las reclamaciones tradicionales del anarquismo: Compartir el trabajo físico.

“Me interesa cómo la ficción puede acercar la verdad histórica”, decía Osorio. La han etiquetado de nueva novela histórica. La cosa es que para escribir el libro realizó un trabajo de campo increíble, basado en los cuadernos de memorias de esta argentina, que por cierto no se pueden consultar y están bajo la custodia del gobierno argentino. “Un día se darán cuenta de la enfermedad que supone guardarse pedazos de la historia“, aseguraba Osorio, que se fue caldeando ella sola al hablar de su personaje y que sumerjida en su propia película aseguró que “yo la verdad, me siento muy identificada con el POUM”.

La historia de Mika es la de una joven coherente y por tanto condenada al malditismo. Los fascistas la odiaban por ser «una que manda entre los rojos», los soviéticos de ser «desafecta a la República». Acabó como el rosario de la aurora.

Me lo quise traer a casa, pero la librería hispana La Rayuela, única en Berlín, distribuidora de Orsai y esas cosas, y que tenían un stand allí en la presentación, no lo tenía aún. Así que no lo he leído aún. Pero tiene muy muy buena pinta.

PD: Vergüenza de precios tenemos en el mercado editorial español, normal que no se compren libros, los precios son privativos.
La fregona cultureta
Clase de alemán XXI
Como todo el mundo sabe, a la guerra civil española llegaron de todo el mundo las brigadas internacionales que venían a defender la República. Venían de forma voluntaria, unos de forma más voluntaria que otros, pues muchos ya habían sido exiliados por ser marxistas o lo que fuera. Unos 18.000 voluntarios,  de los cuales más de la tercera parte fueron alemanes. Éste fué uno de sus más famosos cantos de guerra. (Ver texto en alemán y en español). Su intérprete, Ernst Busch, emigró de Alemania con la llegada de los nazis, vivió en varios países, fue encarcelado y luchó en España contra el fascismo.
Etiquetado , , , ,

Hasta el carnet de identidad

Por ahora estoy trabajando en el gimnasio. Me paso el día limpiando el suelo de los lavabos, viendo cuerpos trabajados, desnudos y mojados de todas las berlinesas premium que se pueden permitir los precios de vértigo del establecimiento. Buscaban una mujer para este trabajo, claro, como si ninguna mujer se sintiese sexualmente atraída por esos cuerpos esculturales. 

Un gimnasio femenino… me imagino que hay que demostrarlo con el documento de identidad. Si no, podría presentarse cualquier día una mujer con sorpresa entre las piernas, y eso no lo aceptarían las recatadas deportistas. Primero tendrían que operarse.

En Alemania no hay que esterilizarse para cambiar de género como en Suecia, pero las asociaciones de intersexuales (lo que antes se llamaba hermafroditismo) se quejan de que tras el nacimiento y siendo aún bebés son operadxs. Desde hace dos décadas, afectad@s por esta práctica denuncian en la justicia alemana que se sienten castrados, sin resultado hasta el momento. Uno de cada mil peques en Alemania nace con características de mujer y de hombre. El parlamento va a tomar postura al respecto en breve.

Me he tenido que acordar del colegio donde estaba. Tenía los clásicos letreritos clasistas de género, chica y chico. Pero no os perdáis lo que ponía en el de los chicos: “El mejor lugar para esconderse de las chicas”, dice el joven pintado mas abajo. Esto es algo trascendental, cada unx sacará sus propias conclusiones.

La fregona transgénero

Clase de alemán XX

La investigadora Elke Amberg publicó en 2011 un estudio con el título “¡Guapas! ¡Fuertes! ¡Libres! Cómo (no) se informa sobre lesbianas en la prensa” (en alemán, “Schön! Stark! Frei! – Wie Lesben in der Presse (nicht) dargestellt werden.) El periódico taz la entrevistó y ésta que sigue fue la primera respuesta:

“Las lesbianas no son mencionadas en la prensa, no aparecen como grupo social. Son citadas en muy pocas ocasiones y no están casi nunca en el centro de un texto. La información sobre homosexuales está dominada por hombres gays.”

“Lesben werden in der Presse nicht benannt, sie kommen als gesellschaftliche Gruppe also nicht vor. Sie werden selten zitiert und stehen fast nie im Mittelpunkt eines Textes. Die Berichterstattung über Homosexuelle dominieren schwule Männer.”

Etiquetado , , , ,

Protestas y prosperidad

Resulta que ayer ya me cansé. Le dije al jefe que no volviera a insultarnos más, y que me pagaba las horas extras o que ya estaba en contacto con mi sindicato y le iba a denunciar, lo cual era además cierto. Su primera reacción fue despedirme.  Me alegré de verme libre de este trabajo, porque si dejas un trabajo te quedas sin derecho a las ayudas, y nunca se sabe. Así que me fui a casa silbando…

… cuando suena el teléfono. Ya me extrañaba que tan fácilmente renunciase al dinerito que da a las empresas el servicio de empleo alemán por contratar a un parado: como unos 1.000 euros en el primer mes. No solo no me despidió, sino que me ofreció un trabajo mejor en un gimnasio de lujo donde solo tengo que limpiar el polvo a las máquinas. Las otras pobres almas se quedan en la escuela, aguantando los insultos y los recortes de sueldo arbitrarios con una tarea mucho más dura. Un trabajo sin su vigilancia constante y sin horas extra. Y todo por protestar.

A veces protestar ayuda, aunque entiendo a mis colegas de trabajo, que entre miedo y desconocimiento, no se quisieron quejar. Muchas veces indignarse no ayuda, sino que agrava las cosas, sobre todo si la justicia tiene tan poca sensibilidad como en el caso de los trabajadores despedidos en el ayuntamiento de Huelva.

Los compas de trabajo que no se quejan son, muchos, trabajadores temporales que vienen dos o tres meses a limpiar y luego se llevan un dinerito a sus países, destrozados por la guerra. Razones para no protestar, pues dentro de lo malo, esto es lo menos malo.

A ver si tienen suerte los 1.000 conductores de autobús que se manifestaron ayer en Baden-Wurtemberg para pedir un aumento de la paga de navidades, cursos pagados y mejores vacaciones. Parece que no se han enterado de que estamos en crisis. Todo es cuestión de necesidades, también a la hora de protestar.

(PD: Todavía se evaden al fisco en Alemania cada ano unos 344 billones de euros.)

La fregona protestona

Clase de alemán XIX

En Alemania no habrá muchas protestas de indignados, pero dentro de la escena musical hemos visto nacer al menos tres canciones con el mismo título: “¡Indignáos!”. La versión más famosa sin duda es la creación del cantautor Konstantin Wecker. La canción original con los acordes la podéis leer directamente en la web de Wecker, que además la ha colocado en Amazon, donde se puede descargar gratis. Os dejo la traducción.

Son como nosotros, sí, no lo son con gusto,
no se relacionan con nostros a conciencia.
Nos fastidian mejor desde la distancia
y solo quieren ser iguales entre sus iguales.
Nosotros pagamos impuestos y ellos los evaden.
Nosotros damos la mano y ellos especulan
y mantienen nuestros miedos al trote,
para que no nos enteremos mientras perdemos.
Ellos son los ricos. A veces también los guapos.
Hablan sinsentidos y son publicados a menudo.
Desvarían con gusto y su objetivo son los salarios altos
y eso arruina nuestra economía.
La bolsa festeja, cuando despiden,
a aquellos que les trajeron sus riquezas.
En los tribunales no se los atrapa,
porque las leyes son hechas para ellos.
Indignáos,
quejáos,
y defendéos,
¡nunca es tarde!
Indignáos,
pertenecéos,
y queréos,
¡nunca es tarde!
¡y resistid!
Indignáos…
Los visionarios se ahorran audaces borradores,
incluso las sátiras tienen un efecto exangüe, como castradas.
Los manifestantes se preguntan tímidos, qué se pueden permitir aún,
y en la bolsa se colocan leyes que impiden la lógica.
La dignidad humana es como si fuese intangible,
ya que ahora está bajo reserva financiera –
un pueblo en rigidez tolerante, resistente sin límites,
los cuartos caldeados abarrotados, porque se pondrá fría la cosa.
Para la mayoría es vergonzoso, sentir algo todavía.
Y en lugar de en bienes se cree en la solvencia.
Nos hacen inútiles con calambre y lucha y juego –
miramos por la pantalla, tal vez sea demasiado tarde…
La dictadura aún no está completamente madura, está ensayando aún.
Quien siente su respiración, se agacha de forma preventiva.
Y el necio no está aún completamente entumecido, él ama aún
y se agita con sueños, por eso se le llama “naiv”.
Indignáos…
Conspiráos…
Necesitamos chiflados y locos,
tiene que ocurrir algo.
Estamos viendo a donde lleva todo esto,
cuando los normales gobiernan.
Resisti,
combatti,
stai all’erta,
non cedere mai!
Nell’aria si sente,
si alza un grido
Viva la libertà!
Indignáos…
Outrage yourself,
engage yourself,
love yourself…

Etiquetado , , , ,

La jefa de todo esto

“Cuando yo empecé, no te imaginas las horas que eché sin cobrar.” “No me mires con esa cara de idiota.” Estas y otras lindezas nos suelta nuestro jefe. Estamos pensando denunciarlo porque no nos quiere pagar las horas extra y por mobbing.

Mejor mil jefes que ni uno solo, se deben estar diciendo por el contrario a sí mismos los trabajadores de las filiales de droguerías Schlecker. En los últimos cuatro meses de 2011 cerró 800 filiales, mientras que en enero y febrero van a cerrar otras 600 más. Unas 3.000 personas se van al paro.

Como en el mundo de los ciegos, en nuestra escuela los tres que nos defendemos con el alemán estamos inevitablemente por encima de los otros que no hablan palabra. Que además son extranjeros sin formación y que no conocen las leyes alemanas, y creen no tener otra opción que aguantar a semejantes mamarrachos.

Mi compañera de trabajo y yo bromeamos a menudo de que en nuestra escuela hay más jefes que empleados. A veces viene uno y nos muestra cómo hemos de coger la fregona, otras veces viene otro que nos asegura que trabajamos muy despacio. Un día vino la mujer del jefe (de uno de ellos) y dijo que estaba todo muy sucio. La cuestión es que quieren que trabajemos unas dos horas gratis al día.

Mañana vamos a ir todos juntos a buscar otro trabajo.

La fregona acosada

Clase de alemán XIII

Tener un trabajo en el que te toman el pelo, y encima te llaman idiota abiertamente, o no tener ningún trabajo. Como en la novela de Leonard Frank “Tres de tres millones” (“Von drei Millionen drei”), cuyo título se refiere a tres millones de parados y se ambienta en los cuarenta. Narra la historia de tres de ellos que se echan a rodar por el mundo en busca de un destino mejor, acosados por el paro. Por el camino aparte de pasar hambre y penalidades, de vez en cuando se echan unas risas:

“Estupendo sería una nueva profesión. Seríamos los primeros que podríamos ejercitarla, porque claro, por supuesto, para eso la habríamos descubierto nosotros”.

“Größartig wäre das, so ein neuer Beruf. Wir wären die ersten, die ihn ausüben können, natürgemäß, weil wir ihn ja entdeckt haben”.

Etiquetado , , , ,

“Convertiría España en una colonia”

ESPECIAL FIN DE SEMANA

ENTREVISTA EXCLUSIVA: Martin Sonneborn,

jefe del partido “El Partido”

Martin Sonneborn (centro) y el resto del partido “El Partido”

El jefe del partido más macarra del panorama político alemán concedió una entrevista por email a nuestro cutreblog “A lo grande”. La redactora intrépida de plato de pasta con zumo delante del ordenador Carmela Negrete le escribió estas preguntas:

Carmela Negrete: Para que el lector hispanohablante se haga una idea, ¿cuáles son las propuestas de su partido?

Martin Sonneborn: Le agradezco su pregunta, que habría sugerido yo mismo de no haberla realizado. Queremos construir de nuevo el muro entre Alemania del Oeste y Alemania del Este.

CN: ¿Porqué se llama su partido “El Partido”?

MS: Ése es un nombre tan conocido en el oeste como en el este de Alemania. Igual que en el tiempo del nacionalsocialismo y en la DDR, señala de forma agradable una aspiración de representación única. Queremos que todos los otros partidos sean innecesarios, superfluos. Excepto el conocido partido de cachondeo FDP (los liberales).

CN: ¿Podría describir para los lectores de “A lo grande” el panorama político alemán?

MS: Todos los partidos en Alemania están vacíos de contenido y son populistas. Nosotros también, pero somos el único partido que lo reconoce abiertamente. En las elecciones de septiembre colgamos unos carteles con la propuesta “Más allá del contenido” y conseguimos un 0,9 de los votos. Pero estamos todavía alrededor de un uno por ciento por detrás de los liberales.

CN: El islandés Jón Gnarr, alcalde de Reikiavik, fue clasificado como “socialista anarco-surrealista”.  ¿Se puede considerar que su partido se encuentra dentro de esta corriente política?

MS: Eso es lo que parece desde fuera. Se comprobará desde luego en el momento en el que lleguemos al poder en Alemania. Y en Europa.

CN: Cuénteme algo personal, tal vez sobre su infancia… ¿de dónde le viene esto de la política?

MS: Como redactor jefe de la revista satírica TITANIC he aprendido mucho sobre política. Demasiado.

CN: Como sabe, España y otros países del sur antraviesan una dura crisis. ¿Qué haría usted al respecto si estuviese en el poder en Alemania?

MS:  Convertir a España en una próspera colonia. Y hacer que los españoles trabajen a base de bien. Para eso tenemos ejemplos históricos en Latinoamérica…

CN: ¿Qué opina de la moneda común?

Me da igual.

Fregona for president!

Clase de alemán XII

Creo que fue entonces cuando se empezaron a oír voces cada vez más fuertes en contra de Alemania en España. Fue en mayo de 2011, cuando Ángela Merkel se pasó de la raya y sus declaraciones fueron desmentidas después por el periódico El Mundo, entre otros.

“Se trata de que en países como Grecia, España, Portugal… no se jubilen antes, sino que todos hagan un esfuerzo igual – eso es importante.” (…) “No podemos tener una moneda y que unos tengan muchas vacaciones y otros pocas. A medio plazo no puede funcionar”.

“Es geht auch darum, dass man in Ländern wie Griechenland, Spanien, Portugal nicht früher in Rente gehen kann als in Deutschland, sondern dass alle sich auch ein wenig gleich anstrengen – das ist wichtig.” (…) “Wir können nicht eine Währung haben und der eine kriegt ganz viel Urlaub und der andere ganz wenig. Das geht auf Dauer auch nicht zusammen.”

Etiquetado , , , , ,

De ayudanta

Esta semana en mi tiempo libre he estado acompañando y haciendo de traductora a los chicos de Telesur Jacobo Rivero y Álvaro Barrantes, que han estado informando desde aquí sobre la crisis económica y el racismo.

Por eso el blog ha estado paradillo. Hay novedades inesperadas en mi trabajo en la escuela que os contaré la próxima semana y mañana tengo preparada una entrevista en exclusiva.

Os dejo con una de las noticias que han sacado, en la que aparezco hablando de la economía alemana.

Etiquetado , , ,

Por mí y por todos…

ESPECIAL CONFERENCIA ROSA LUXEMBURGO

“Cambiemos el mundo”

Me decidí este finde a ir a la conferencia Rosa Luxemburgo, a pesar de la respuesta a mi pregunta sobre qué queréis leer. La historia de Lili queda prometida…

Lo hice sobre todo para arreglar el mundo y de paso buscarme un trabajo mejor. Como cuando jugábamos al escondite: por mí y por todos mis compañeros, pero por mí primero.

No fui la única. El día de la conferencia, el sábado, y la manifestación del domingo en honor a Rosa Luxemburgo y Karl Liebnecht también otrxs muchos hicieron su agosto: partidos, periódicos, ONGs, panaderos.

En la conferencia pude charlar con Agostinho Lopes, miembro de la comisión económica del partido comunista portugués. Me contó muchísimas cosas que están pasando en Portugal a causa de la crisis, los recortes y el rescate.

Le pregunté qué opinaba sobre el decrecimiento y creo que no me entendió. Le volví a preguntar y me volvió a contestar que él cree que la economía de Portugal no puede seguir teniendo un crecimiento negativo y que sin crecimiento no se podrá pagar la deuda. Como buena besuga, volví a preguntarle y me limité a anotar su análisis y crítica de la economía portuguesa, ya que la pregunta sobre el decrecimiento quedó sin ser respondida. 

El resto de la conferencia fueron disputas teóricas y alguna presentación interesante, sobre todo de los invitados de Túnez y del movimiento de los campesinos sin tierra de Brasil. Después hubo música y mojitos, que no falte de nah, todo sea para cambiar el mundo.

Al día siguiente, antes de ir a la manifestación en memoria por los dos comunistas, pregunté a mis compañeros de piso si querían venir y me contestaron: ¿pero tú has visto que gente va allí? Eso es un hervidero de estalinistas. 

Salgo a la calle. Una señora mayor espera el autobús. Hace frío, digo yo. Sí, a ver si llega ya el tranvía, responde ella. Le digo que soy periodista, que voy a hacer un reportage sobre la manifestación por Rosa Luxemburgo y Karl Liebnecht y me contesta entusiasmada: “Vaya, no sabía que se celebraba. Me parece muy bien. En la DDR nos iba mucho mejor.”

Le contesto que creo que había algún que otro problemilla con la libertad y me responde que “hoy tenemos la libertad de irnos de vacaciones a donde queramos, pero no tenemos dinero, ¿qué libertad es ésa entonces?

Sigo mi camino. La manifestación salió de la Avenida de Frankfurt. Esta calle antes se llamaba “Avenida de Stalin”, me imagino que lo de Frankfurt lo hicieron con recochineo. Banderas, internacional en alemán incluida, y flores para los mátires. Por desgracia, me perdí el mítico rifirafe entre estalinistas y troskistas, a quienes hubo que separar por lo visto.

Allí me encontré a Juanlu, un andaluz que había venido expresamente desde Zúrich con un palo y la bandera andaluza amarrada en él. Está afiliado al Sindicato Andaluz de los Trabajadores y me explicó que la estrella roja en la bandera “simboliza la lucha de la clase obrera”.

La fregona revolucionaria

Clase de alemán X

Primer párrafo del apartado “Wertung”, que significa “valoración”, del documento de la Oficina para la Protección de la Democracia, lo que vendría a ser el Centro Nacional de Inteligencia espanol, sobre la manifestación:

“La manifestación por la memoria de Liebnecht y Luxemburgo tiene desde siempre un alto valor simbólico para los extremistas de izquierda alemanes en sus diferentes graduaciones. Sin embargo,  puede entenderse como un reflejo de defensa antifascista ante los intentos de provocación de la extrema derechas, aunque que al final no pasa de un número bajo de participantes.”

Etiquetado , , , , ,

Que no sos falte de ná

Las tres vidas de Raila

Esta tarde ha venido un nuevo trabajador a limpiar la escuela. Se llama Raila y nació en Kenia. Le acaban de conceder el asilo en Alemania y, con sus papeles en la mano, se ha echado a la calle a buscar trabajo.

La residencia que el estado le ha dispuesto está a más de una hora y media del centro de Berlín. Después de unas seis horas de duro fregoteo, cerca de las once de la noche, llegó el jefe y le dijo a Raila que no le había seleccionado para el trabajo.

Con la cabeza gacha, se dirigía ya camino de la estación de metro… para dormir allí, porque a esa hora no pasan más trenes ni autobuses en dirección a su destino. Nosotros no sabíamos nada. Por suerte tenemos otra compa africana que se olió el percal y le preguntó que dónde iba a dormir esa noche.  A mí no se me habría pasado por la cabeza. Así que se ha quedado en casa de otro de los limpiadores.

Raila vive su tercera vida, y eso que parece bastante joven. Su primera vida fue en su país, donde estudió administración de empresas. Su hermano es periodista. Tras alguna desgracia, tuvo que marcharse y el destino le llevó a Grecia, donde pasó cuatro inviernos. Trabajó limpiando en una escuela y cuando ya se defendía más con el griego, en una panadería.

“En Atenas me iba bien, tenía un trabajo, una vida normal, amigos, dinero. Después llegó la crisis y me enviaron aquí. He estado en tres asilos para refugiados en Alemania, en los que permanecí retenido hasta que llegaron mis papeles. Ahora soy libre para buscar trabajo.”

Hace cuatro inviernos que no ve a su familia más que por Skype. Su tercera vida recién comienza en Alemania.

El renacer de la fregona

Clase de alemán IX

Alexander Osang es uno de los periodistas mas reconocidos de Alemania. En su libro “En la próxima vida” (Im nächsten Leben), recopila una serie de retratos, perfiles de personas que comenzaron una nueva vida.

“(…)Angela Merkel aber fühlte irgendwann, dass sie das nicht wollte. Sie wollte weitermachen. Sie sagt, dass sie die Geschichte jahrelang als ständige, gesetzmäsige Entwlickung zu etwas Höherem begriffen hat. Irgendwann machte ihr ein Akademiekolleg klar, dass das DDR-Ideologie war. Aber ganz wird man das ja nie los. Sie wollte es besser machen. Sie konnte das auch. Sie musste nie abhängig sein von der Kerlen. Sie bewarb sich um ein Bundestagsmandat und räumte ihren Schreibtisch in der Akademie. Von da an gab es kein Züruck mehr. – Das war der Punkt, als mein neues Leben began – sagt sie – wenn Sie ihn denn unbedingt wissen müssen.”

“(…)Angela Merkel sintió un día que aquello no era lo que ella quería. Quería seguir adelante. Asegura que durante años comprendió  la historia como una sucesión en desarrollo constante y obligatorio. Un día terminó sus estudios, todo como prescribía la ideología de la DDR. Pero esa sensación (del desarrollo) no la abandonó ya nunca. Ella quería hacerlo mejor. También podía. No tenía que depender de los chicos. Se candidató a un mandato en el parlamento y recogió sus pertenencias de su escritorio en la Academia de las Ciencias. A partir de ahí, no habrá vuelta atrás.

– Ese fué el punto en el que mi nueva vida comenzó -, dice ella – si es que tiene que saberlo sin mas remedio”.

Etiquetado , , ,

5 euros y a juir

Menos mal que mi ordenador no está infectado del trojano que atemoriza hoy a los alemanes, porque con lo que gano podrían darme las uvas hasta poder comprarme uno nuevo. La alarma viene de EEUU. En noviembre, el FBI detuvo a los administradores de una red de servidores que tenían miles de ordenadores infectados. El FBI no desconectó los servidores, porque entonces, aseguran, dejaría sin conexión a miles de ordenadores en todo el mundo. Sigue manejándolos, aunque ha asegurado que los apagará en marzo.

Qué datos de los particulares manejaban los cibercriminales y están hasta el momento en manos del FBI para que no se queden sin internet, no lo cuenta el semanario Spiegel. A mí me parece interesante, porque si los bandidos tenían acceso a información personal, no me parece mucho mejor que esa vía de entrada a ordenadores privados esté accesible al FBI. Mejor solx y aisladx del cibermundo, que espiadx o con el trasero al aire.

En Alemania la policía ya tiene experiencia en lo que a troyanos se refiere.

Si un ordenador vale como mínimo unos 300-400 euros en el caso de los más baratos y chiquitines, su compra supone más de un 25% del sueldo de una persona que trabaja ocho horas al día, cinco días a la semana a razón de 5 euros la hora.

Wilhelm Adamy, experto en mercado laboral de la Federación Alemana de Sindicatos, y un hombre con una cara muy seria (ver foto), cuenta hoy en el diario junge Welt que uno de cada cuatro alemanes gana menos de 5 euros/hora.

El precio de una fregona

Clase de alemán VIII

Hoy os traigo una cita del político alemán Thilo Sarrazin. Famoso por soltar todo lo que piensa de forma escatológica, y por seguir formando parte del partido socialdemócrata, del SPD, que nunca ha visto en sus declaraciones y publicaciones una razón para suspenderlo.

Para él, los turcos son de media menos inteligentes que los alemanes, y además volverán Alemania un país con un menor coeficiente intelectual porque se reproducen más. Los parados están gordos, se quedan en casa y no les vendría mal ducharse con agua fría, que es más sano, y así se ahorraría el estado los costes de energía.

“Für fünf Euro würde ich jederzeit arbeiten gehen. Das wären 40 Euro pro Tag.” (Juni 2008. Debatte über Mindestlöhne)

“Por cinco euros iría a trabajar con mucho gusto. Eso serían 40 euros al día.” (Junio del 2008. Debate sobre el salario mínimo)

Etiquetado , , ,