Buena educación para los buenos

Los alemanes son por lo general muy educados. Hablar de usted es una obligación si uno quiere integrarse en esta sociedad. Las frases en condicional forman parte de la vida diaria: “¿Podría regalarle un poco de agua en su vaso señora?”, pregunta una camarera a una clienta. “¿Sería tan amable de decirme la hora?”, pregunta una pasajera a otra en la estación.

Hay un submundo en el que no se habla de usted y se tutea desde el primer minuto. La primera vez que me  espetaron: “Cuando acabes ahí, ven aquí y haz esto y esto”, pensé que no estaban hablando conmigo. “Oye, que te estoy hablando a tí, ¿no escuchas o qué?”

Fue como si se cayese el telón de repente. La farsa de la educación al descubierto. Reinas y princesas, adelante majestades. Lumpen y otros despojos sociales moved el culo, la primera puerta a la derecha.

No me extraña que haya gente, como la otra limpiadora del gimnasio, con derecho a recibir ayudas públicas que las desprecien. Lejos de tratarse de un acto de honestidad social, como observadora he podido comprobar que se trata más bien de esquivar la discriminación social a que están sometidos los de abajo. Un ejemplo de ello es el llamado “Berliner Pass”, que es un carnet de pobre con el que te hacen descuentos en muchos sitios y te ponen cara de “otro que vive del cuento de papá estado”.

Mejor dos trabajos, pensarán, aunque ninguno te dé para vivir: Uno de cada diez alemanes redondea sus ingresos con un segundo trabajo, según datos de la agencia nacional de empleo alemana.

Madame Fregona Mejoramundos

Clase de alemán XXII

Malina es la única novela de la poeta Ingeborg Bachmann. Un proyecto que dejó sin acabar, de su trilogía “Todesarten”, que significa “Formas de morir”. En el siguiente diálogo la protagonista se dirije a su amante, un hombre de finanzas:

¡Acabo de descubrir como podría cambiar el mundo!

¿Qué? ¿ Tú también? ¿La  sociedad, las relaciones? Eso debe ser hoy en día la competición más ardua.

¿Realmente no te interesa lo que he inventado?

Hoy seguro que no, seguro que tienes una inspiración muy fuerte y a los inventores no se les debería molestar cuando trabajan.

Gerade habe ich erfunden, wie ich die Welt doch noch verändern kann!

Was? du auch? die Gesellschaft, die Verhältnisse? das muß ja heutzutage der reinste Wettbewerb sein.

Interessiert es dich wirklich nicht, was ich erfinde?

Heute bestimmt nicht, du wirdst wohl eine mächtige Eingebung haben, und Erfinder soll man nicht bei der Arbeit stören.

Anuncios
Etiquetado , , ,

2 pensamientos en “Buena educación para los buenos

  1. buena obversacion!
    podria (!) esta galanteria ser un signo por la disctancia mas grande entre la gente?
    k les vaya bien 😉

  2. carmelanegrete dice:

    🙂 Puede ser un signo de distanciamiento, pero también de status, por eso el protocolo no lo conoce todo el mundo.

    Gracias por tomarte dos minutos para leer los desvelos de esta limpiadora 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: